lunes, 19 de febrero de 2007

Limpiar chipirones o calamares

Por si alguno no lo sabe chipirón es un calamar pequeño. Limpiarlos es una tarea muy sencilla pero trabajosa. El trabajo depende del tamaño del calamar. Los chipirones a la plancha por los cuales nos cobran un pastón en los bares, de materia prima no costarán más de unos céntimos (congelados claro por mucho que algunos se escandalicen).

Como es la entrada con mayor éxito voy a poner unas fotos que tengo y no me decidía a "colgar".


Una vez descongelados los chipirones, coger con una mano las patas y con otra la bolsa del calamar ayudando con un dedo a separar un poco, por la pluma o trocito que parece plástico transparente. Estiramos y ya está, tenemos dos partes.

Cogemos la parte de las patas y cortamos, que puede ser con los dedos, por encima del ojo ( con cuidado si lo chafamos nos salpicará), quitamos también la boca o pico del calamar, una bola. Hay una parte pegada a la masa viscosa desechable, que es músculo comestible ( dos tiras unidas por la parte de arriba) lo pondremos en el escurridor. Si son chipirones, ya hemos terminado, si son calamares trataremos de quitar la piel de las patas. A no ser que sean muy grandes, con quitar la de la parte de arriba será suficiente.




Quitaremos la piel de la bolsa del calamar, se "pela" muy fácil cogiendo una punta y estirando. Una vez sin piel, vaciaremos la bolsa metiendo el dedo y le daremos la vuelta para comprobar que hemos retirado todo el interior. Esto es muy importante si los vamos a hacer rellenos, pues al cocinarlos si están del revés la abertura se cierra y evita que se salga el relleno. Nos ahorraremos el palillo o cosido a la hora de cocinar ( manejandolos con cuidado). Es muy útil para despegarnos la piel de las manos tener un tazón con agua y sacudir las manos dentro del agua.


Como todo el pescado, no conviene mojarlos mucho, una lavada rápida y basta. Podéis observar que el grifo está cerrado y hay un recipiente para limpiarme los dedos. Los pondremos en un escurridor, si los vamos a hacer a la plancha es muy importante que estén secos, si están húmedos los coceremos.

10 comentarios:

Cocinero ocasional dijo...

Esta tarde voy a comprarlos. A ver que tal se me da la limpieza.

mamá dijo...

Seguro que se te da bien. Lo importante es el tiempo que cuesta auqnue con la practica se reduce algo.

manolo dijo...

Me ha resultado muy util

Valle dijo...

Gracias! esta nota me resultó muy util y ya la he "practicado" varias veces. Ahora... hay algun inconveniente en dejarle la piel (o parte de ella) a los calamares? A veces me queda una parte mal pelada y la verdad es que no noto diferencia... me pregunto cual es el objetivo de sacar toda la piel o si es sólo un tema de "aspecto".

mamá dijo...

No hay inconveniente en dejar algo de piel incluso toda. Y si le das la vuelta mejor todavía ni se nota. solo es importante limpiar muy bien el interior. Si lees en la entrada calamares en su tinta, pongo que en un restaurante muy bueno, me han servido los chipirones con su piel. Unicamente puede resultar algo desagradable si se suelta notar algo viscoso en la boca pero desde luego, no hace falta ser muy meticulosa en la limpieza exterior.

Si fuera calamar en lugar de chipiron, si que hay que quitar al menos, la mayoría de la piel, es mucho más gruesa.

muca dijo...

Gracias mamá, ahora mismo estamos limpiando los chipirones gracias a tu artículo!!!

Carmen dijo...

Me ha encantado la explicación.
Hoy voy a cocinarlos.

mamá dijo...

Cada vez que veo comprar anllas de calamar limpias pienso que no tienen paladar. Una vez que has cogido practica se hacen volando.
Espero que te gusten,

Cyram dijo...

Jolín la verdad es que yo para los pescados soy super torpe, porque se me terminan resbalando y me tiro más tiempo persiguiéndolos por el fondo del fregadero que no limpiándolos y se me suelen romper las bolsas de tinta. xDDD Vamos un desastre. De todos modos muchísimas gracias, la forma en la que pones las manos me ha ayudado bastante y he conseguido limpiarlos en menos tiempo y sin tener pescado en la cabeza. Besitos

mamá dijo...

Al se algo muy resbaladizo no es inusual que usen la fregadera de tobogan. Muchas veces cuanto más fuerte los quieres coger más resbalan. Trata de agarrarlos pero sin apretar, con plena confianza en tu autoestima y convencimiento que no se van a escapar.
Si son chipirones, y tienes problemas con las tintas, no las quites, usa tinta comprada pues las propias son tan pequeñas que a veces no vale la pena.