lunes, 5 de febrero de 2007

Congelación de platos cocinados

El congelador es la mejor ayuda que podemos conseguir para la cocina diaria. Cocinar una vez y comer al menos dos, nos ayudará a tener más tiempo libre o a poder comer de manera adecuada cuando no lo tenemos. Siempre podremos acudir al congelador para solucionar una comida. Pondré la etiqueta en los platos fáciles de congelar e indicaré el momento que es mejor hacerlo.

Normas generales pueden ser:
  • Recipiente bien cerrado o bien envuelto.
  • Paquetes no muy grandes, la congelación ha de ser lo más rápida posible.
  • Congelar por raciones adecuadas al de personas habituales, es mejor descongelar dos paquetes que uno grande y que sobre.
  • Los platos muy grasos, tendrán una fecha de caducidad más corta.
  • ROTULAR TODOS LOS PAQUETES O RECIPIENTES. Las comidas sorpresa no son siempre las adecuadas. En lugar de etiquetas que son caras y además se despegan, yo uso cinta de pintor y un rotulador de tinta permanente. Antes pintaba con el rotulador en los recipientes pero era difícil de limpiar. En los paquetes hechos con film transparente sigo escribiendo.
No todos los platos se pueden congelar. Algunos es mejor añadir ingrediente a última hora, otros es mejor no intentarlo. Para todos los casos, es mejor retirar la parte destinada al congelador con 15 minutos menos de cocción que la porción que vamos a consumir en el día. Si congelamos sobras, muy habitual por otra parte, tendremos que estar más atentos a la hora de calentar el plato descongelado.

Se puede probar con casi todo. Yo pienso que:
  • las patatas, los arroces y las pastas mas vale no intentarlo, pero haberlos que lo hacen haylos.
  • Las cremas se congelan antes de añadir la nata líquida y después se baten .
  • Las emulsiones pierden su unión, lo mismo que las salsas ligadas con harina ó huevo, esto se puede hacer a última hora.
  • Los huevos duros mal resultado.
  • Mucho ajo da sabor fuerte
  • Si queremos tener un arroz rápido, podemos congelar el sofrito hecho y a última hora añadir el arroz. Lo mismo con los guisos que lleven patata.
  • Las croquetas, carne empanada y cualquier cosa empanada o rebozada, hay que congelarla de manera individual en una bandeja sin envolver ( como si colocaramos pastelillos) para que no se peguen y se rompa la capa. Una vez congeladas, podemos hacer paquetes con las unidades convenientes. En el momento de cocinarlas, dejaremos un rato a temperatura ambiente para que se descongele las posibles uniones entre piezas, freiremos pocas unidades cada vez en aceite caliente que las cubra completamente. El aceite tiene que estar caliente pero no demasiado para dar tiempo a que se cocine por dentro ( unos 160 º está bien la temperatura fuerte de fritura es 180º).

4 comentarios:

bmr_nebula dijo...

Gracias por el artículo! A mí también me parecía que las patatas muy buen resultado no darían...

mamá dijo...

Las patatas incluso metidas en la nevera se endurecen, quedan como tiesas, y en el congelador más.
Ayer oí que hacen tortilla de patata congelada y que está buena. No sé si no tendrán paladar ( hay algunos que tragan, no disfrutan) o que han usado alguna técnica distinta

MJota dijo...

He congelado una tortilla y ha sido un verdadero desastre. Debe existir una manera especial de congelarla porque mis amigas lo hacen frecuentemente.

mamá dijo...

Pues a mi tampoco me gusta la tortilla congelada. Pregunta a tus amigas como lo hacen y me lo cuentas.