martes, 29 de abril de 2008

30 minutos de pánico antes de una cena sorpresa

Te anuncian que en 30 minutos viene tu panda de amig@s y les tienes que dar de comer/cenar. No tienes ni tiempo, ni dinero, ni ganas (es fin de mes) para dar una cena en regla. Vamos a pensar...

En alguna circunstancia yo me he encontrado en esta situación. Con una despensa mínimamente completa se solventa perfectamente esta situación. Lo mejor es dar por supuesto que se van a conformar con lo que tengas y que sean estómagos agradecidos.

Hay que tener en cuenta que si no vas a sacar carne o pescado porque no tienes/quieres, hay que pensar en algo saciante como patatas, arroz o pasta. Si lo complementas con algo vegetal, aunque sea un tomate fresco en ensalada, quedará una comida perfecta.

Otras veces, nos lo anuncian con tiempo pero llegamos a casa a la vez que nuestros amigos: entonces elegiremos una cena que pueda hacerse con antelación. Para estos momentos son apropiados los platos de mucho tiempo poco trabajo (se pueden hacer con tiempo) o los de congelar, pues se pueden guardar hechos (o casi terminados) en la nevera y cuando lleguemos a casa sólo faltará calentar o dar el toque final.

A continuación os pongo una lista de platos principales cuyos ingredientes se encuentran de manera habitual en casa. Si no tienes alguno de ellos, son fácilmente sustituibles (ya sabéis todo se puede modificar) o incluso prescindibles.

-Nota- algo muy importante: no os compliquéis la vida, los amigos han venido a estar contigo, no a comer (al menos es lo que tenemos que creer).

  • Patatas riojana, rápido, poco trabajo, puede hacerse con antelación. Para la gente que no cocina mucho, los platos de puchero son muy apreciados.


  • Patatas con níscalos, se pueden hacer también con cualquier seta seca. Ya sabéis que las setas secas son un básico en mi despensa.


  • Arroz de verduras, si tenemos verduras frescas estupendo, si no, sacaremos de nuestro maravilloso congelador un paquete de salteado de verduras o algo parecido y con un poco de arte, saldrá estupendo y en poco tiempo. Si tenemos algún tipo de caldo congelado mejor todavía. Recordad, cuando se cuecen verduras el caldo se puede guardar congelado en brics u otro recipiente, para futuros guisos ( siempre pensando que la capacidad del congelador es finita)


  • Espaguetis carbonara (increíble, me doy cuenta que no he escrito todavía la receta), me resolvió mi primera cena multitudinaria improvisada (10-15 personas) hace muuuuuchos años. Entonces en España solo se comían con tomate. También podemos hacer espaguetis con hortalizas usando latas (de fritada o de cebolla, calabacín y pimientos que venden de calidad aceptable). Por supuesto las setas secas nos ayudarán a una pasta con setas dando un toque de calidad a nuestra cena.


  • Ensalada de pasta con olivas negras, plato saciante y fresco para verano. O también ensalada de pimientos rojos, siempre que puedas pasar a comprar una bolsa de lechugas. Si además compramos cualquier ahumado (o lo sustituimos por jamón), ensalada de pasta con salmón.


  • La ensalada templada de patatas y queso, os prometo que sacia cualquier estómago hambriento.


  • En otro estilo unos huevos al plato nos resuelven cenas rápidas para pocas personas. Para mucha gente hay que hacer los huevos en fuente grande y están buenos, pero es más difícil que salgan en su punto de cocción: unos se hacen mucho y otros poco. Si cogemos el punto, los podemos hacer varios a la vez en la bandeja del horno, pero con mucho cuidado.


  • Las patatas rellenas al roquefort cumplen el requisito de cena-pánico si las hacéis cocidas o al microondas. Si no tenéis roquefort, cualquier queso que funda sirve (eso sí, esperando de cada queso el sabor que puede dar).

Si vuestro congelador puede dar más de sí, pinchad en la etiqueta de 30 minutos (pasaos por las entradas más antiguas también, son recetas antiguas en mi blog, pero no viejas o desfasadas) o el ingrediente estrella que encontréis en él, os ayudará a resolver la situación según las circunstancias de ese momento. Las recetas de 45 minutos a veces se pueden acortar utilizando algún ingrediente precocinado o en conserva.

Si tenéis horno programable, cualquier asado será cómodo de preparar, es rápido y se hace solo. Comprobaréis que funciona y comienza/acaba el asado cuando le dices. Hay que calcular menos tiempo del normal pues aunque empieza a contar desde frío, luego es posible que se quede en el horno caliente hasta que nosotros lleguemos. Yo prefiero programarlo de manera que la cocción termine a la hora que yo voy a llegar y así poder controlar la última parte.

Lo más importante: sobre todo hay que disfrutar: la comida es una excusa para reunir gente alrededor de ella, lo importante es la gente. Lo cierto es que si la comida es buena, los amigos se reunen más frecuentemente y es una buena excusa para las reuniones.

Y para que la cena no tenga consecuencias negativas para el invitador, no es feo que entre todos los invitados dejen la cocina en condiciones aceptables.

4 comentarios:

lady halcón dijo...

Qué competenteeee!!!!!!

mamá dijo...

Gracias Lady Halcon, este tipo de entradas me han sido sugeridas de viva voz pues según me dicen la gente es reacia a usar las etiquetas que yo creía muy útiles.

Si tu tienes alguna sugerencia, trataré de recopilar entradas. También si crees útiles otro tipo de etiquetas.

menta fresca dijo...

de verdad que lo siento mucho! ayer era el dia de la madre y me olvidé de tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
lo siento, lo siento y lo siento.
que hariamos sin hoy cocina mamá? GUAPA!

mamá dijo...

Hola menta fresca, soy una mama un tanto peculiar, lo de los días nome va pues son días del corte inglés. Yo tengo día todo el año, uno solo es poco.

Solo me gustaba cuando traían los dibujos de la guardería y esos son tiempos muy pasados. Si a ti te gustan felicidades.

Gracias por seguir leyendo