lunes, 7 de mayo de 2007

Hojaldre de marisco

Este es un plato que de nombre impone, pero está al alcance de cualquiera. Se puede hacer casi todo con antelación y a última hora solo hace falta meter al horno, por lo que nos deja tiempo para otras cosas, incluido nuestro relajo. Si lo presentáis en una cena de amigos mejorareis vuestra imagen.

El relleno se deja a la imaginación y los gustos de cada uno, el tiempo depende mucho del tipo de relleno pero en general, se ajusta bastante a la hora marcada. Lo que no quiere decir que necesitemos toda la hora trabajando para hacerlo, ya que hay ratos que no es necesario estar dedicados a ello. Si queréis se puede cambiar los mejillones por cualquier tipo de seta, puerros salteados.....


1 paquete de hojaldre congelado, (si tuvierais la suerte de encontrar hojaldre sin extender mejor, ahora casi todo es extendido), 250 gr. de gambas con cáscara, 500 gr de mejillones, 1 ajo, 1 cucharada de harina, 250 ml de leche ( aprox.). aceite, sal.

Lavar las gambas( se hace siempre pero especialmente cuando vamos a aprovechar las cáscaras), pelarlas, poner las cáscaras con agua a hervir unos dos minutos, en un recipiente pequeño apretadas para no diluir demasiado. También se puede meter al microondas 3 minutos, con esta cantidad de gambas, en un vaso/taza de 300 ml, justo cubiertas de agua, Pasarlas por un colador. Dan más sabor si las trituramos o cortamos con unas tijeras, así las podemos calentar en el mismo recipiente de triturar ( un cacharro menos para fregar).

Calentar el horno a la temperatura que indica el paquete. Abrir los mejillones limpios (solo higienizarlos, también se puede hacer al microondas sin pasarse de tiempo).

En una bandeja de horno engrasada ( podemos poner un papel vegetal engrasado para manchar menos ) colocamos una lámina de hojaldre de cualquiea de las dos versiones, en el centro del horno. Si tenemos la posibilidad de calor con aire mejor. Pasados 20 minutos o 10 minutos menos del tiempo que indica el paquete la sacamos. Una vez fría, si hemos conseguido hojaldre sin extender, cortamos, con un cuchillo de sierra con punta, el centro de la placa dejando un borde de 1 cm (como si fuera un marco de foto). Levantar con cuidado la tapa que hemos formado. Si nuestra masa es extendida, la dejaremos tal cual.

En una sartén amplia con dos cucharadas de aceite, saltear, a fuego vivo, el ajo y las gambas 1 minuto, retirarlas de la sartén escurridas y guardarlas en un plato. En el aceite que queda en la sartén, echar 1 cucharada de harina y a fuego lento sofreír la harina, añadir poco a poco el caldo de las gambas, moviendo y procurando que no forme grumos ( si se han formado, tenemos la solución al final). Cuando se termine el caldo continuar con la leche hasta que nos quede una salsa mas bien espesa. También podemos usar la otra técnica de besamel. Añadir 1 cucharilla de sal ( se me olvida de manera frecuente apelo a vuestro sentido común). Si se han formado grumos, pasar la batidora. Añadir las gambas y los mejillones, enteros o partidos. En este punto, podemos parar para terminarlo después.

Si el hojaldre es sin extender,, levantar la tapa y rellenar con la salsa, meter al horno ( recuerda, en el centro) 10 minutos y servir.
Si nuestra masa es extendida, rellenar la lámina horneada procurando que no se manchen los bordes y colocar la otra placa de hojaldre que viene en el paquete, encima. Hornear 20 minutos.

Si queremos que el hojaldre quede brillante, podemos batir un huevo y "pintar" la superficie.

3 comentarios:

Rs dijo...

Esta muy bueno, pero lo hice con el hojaldre estirado y creo que causara mejor efecto con el otro, intentare conseguirlo.

mamá dijo...

Me alegro que los resultados fueran buenos. El resultado es mucho mejor cin estirar, queda más alto y la tapa más estética, pero hace mucho tiempo que no lo encuentro.

Guisos dijo...

Hola ,me gustó mucho tu blog,impresionantes recetas.
Por si puede ser util dejo tb la direccion del mio

http://jayipen.blogspot.com/