miércoles, 22 de agosto de 2012

Berenjenas rellenas



Estas berenjenas son más ligeras que las típicas rellenas de carne.  Podemos hacer variantes sustiyendo el queso por un poco de jamón o pescado ( que pueden ser sobras de otro guiso), las gambas también van muy bien.  Pero tened en cuenta que no por más complicados ni por más ingredientes los platos son mejores. Tengo otra entrada con una variante.

Como congelan muy bien, he hecho para dos comidas. Para no despistar las cantidades son, como siempre, para dos personas.

1 berenjena grande o dos pequeñas, 1 cebolla, 100 gr de queso rallado, orégano, pimienta, aceite y sal. 400 ml de besamel muy clara: 400 ml de leche+ 2 cucharillas de harina.

Lavar muy bien las berenjenas y sin secarlas, meterlas  en el microondas cubiertas para que se concentre el calor generado, unos 5 minutos.  Dejarla reposar y comprobar si están hechas ( dependerá del microondas y del tamaño de la berenjena). Continuar hasta que cedan a la presión de los dedos.

Mientras tanto, pelar y partir muy pequeña la cebolla, sofreirla con 2 cucharadas de aceite a fuego lento.

Una vez hechas, partir las berenjenas longitudinalmente, por la mitad  y con un cuchillo, marcar los bordes.  Vaciarlas con una cucharilla para no romper la piel.  Picar la pulpa que hemos sacado.




Hacer una besamel clara tipo "papilla" ( utiliza menos aceite), con la mitad de la receta indicada es suficiente.


Cuando la cebolla esté blanda, añadir la pulpa de la berenjena y saltear a fuego vivo un par de minutos.  Fuera del fuego, mezclar con la mitad del queso y la mitad de la besamel.  Con la mezcla resultante, rellenar las medias berenjenas.





Cubrir la berejenas con el resto de la besamel y el queso rallado.  Hasta aquí lo podemos hacer con antelación y guardar en la nevera o prepararlo para congelar.

En el momento de servir, hornear a 150 ºC unos 15 minutos, justo para que se caliente y el queso se gratine.






jueves, 16 de agosto de 2012

Espaguetis Amatriciana

Estos espaguetis son muy sencillos, se pueden hacer con elementos que de manera habitual puede haber en cualquier despensa y nevera.  La palabra Amatriciana recuerda al topónimo de su lugar de origen.

La panceta usada en Italia es parecida a la nuestra pero menos  curada.  Puede ser panceta o papada, cualquiera de ellas sin ahumar.  La cantidad de guindilla, depende del gusto de cada uno.  Los tomates secos no son imprescindibles, como casi nada, pero le dan una intensidad especial.


200 gr de espaguetis, 100 gr de panceta ligeramente curada, 3 tomates maduros pero no blandos, 20 gr de tomates secos, 1 cebolla pequeña, guindilla, orégano, queso parmesano rallado, aceite y sal.


 
Pelar y partir muy pequeña la cebolla.  Partir a dados el tomate natural y mezclarlos con el tomate seco, para que uno se hidrate y el otro pierda el exceso de agua.


Poner en una sartén la cebolla con dos cucharadas de aceite a fuego muy suave. Poner una olla con 2 litros de agua con una cucharilla de sal a calentar y cuando hierva, añadir los espaguetis.  Poner el avisador a 8 minutos.

Mientras tanto, partir la panceta a tiras finas y añadirla a la cebolla. Pasados unos minutos, añadir el tomate, la guindilla a gusto y espolvorear con orégano. Esto ya tiene que cocer muy poco pues el tomate tiene que conservar su sabor a ligeramente crudo.




Cuando hayan transcurrido los 8 minutos de los espaguetis, escurrirlos.  Si vamos a tardar en comer, impregnarlos con una cucharada de aceite y dejarlos tapados.  Si vamos a comer inmediatamente, añadirlos a la salsa, darle unas vueltas y listos.



Sacar a la mesa el queso rallado para que cada uno se sirva a gusto.




lunes, 2 de julio de 2012

Canapes de lacón y queso

Tapa muy sencilla y rápida, que se puede preparar con antelación y terminar en el momento.
Se puede presentar como canape, con un cuadradito pequeño de pan, o como tostada, toda la rebanada entera.  Ayer mi cena era de picoteo, los serví como canape.

Si no tenemos pan de hogaza podemos partir rodajas finas de una barra o bien abrir la barra, mejor que sea aplanada,  longitudinalmente y cortar a gusto.

Las raciones de capapés son muy variables, yo hice unos 25. Llenos con una cantidad razonable pues comer mucho pan  y poco relleno no es lo mío.

El lacón es una carne de cerdo tratada al modo gallego.  Se puede sustituir por jamon de york, jamón asado u otra carne procesada . Como el picoteo era variado, compartieron bandeja con Tostadas ( o canapes)  de cebolla y queso, de ingredientes parecidos pero sabor completamente distintos.

El queso puede ser cualquiera que funda bien y nos guste.  Lo elegiremos tierno pues si está más curado fundirá peor y se tiene que integrar con el lacón. Cuidado si usamos brie pues a veces lo venden muy seco.

4 rebanadas de pan de hogaza cortado fino, 4 lonchas de lacón, media cebolla, 100 gr de queso brie o similar, aceite y sal.

Pelar y partir la cebolla, sofreirla con dos cucharadas de aceite a fuego lento. Partir las rodajas de lacón a trocitos. Partir el pan a rodajas finas y colocarlas en una bandeja de horno.

Colocaremos encima del pan, una cucharilla de cebolla frita. A continuación trocitos de lacón y encima, una lámina de queso.  Hasta aquí se puede hacer con antelación.







Unos 15 minutos antes de servir, calentar el horno a 100º C.  Meter la bandeja y sacar en el momento que el queso se funda sin tostar.


domingo, 20 de mayo de 2012

Tatín rápida


Postre rápido y muy fácil.  Puede adaptarse a golosos y menos golosos, modificando la cantidad de azúcar.


Esta receta es una variación de la original surgida al tener un resto de pasta filo.  Había descongelado un paquete y me sobraban varias hojas.  Manzana, azúcar y mantequilla hay siempre en la nevera.  La pasta filo la venden el la sección de refrigerados de casi todos los supermercados

La variedad de manzana puede influir en el sabor final y en el tiempo de cocción.  Golden madura resulta muy apropiada.

2 manzanas, 50 gr de mantequilla, 5 cucharadas de azúcar. 3 hojas de pasta filo. 1 cucharada de mantequilla.

Pelar las manzanas y partirlas a cuadritos de 1cm aproximadamente.  En una fuente  de horno de cristal, de unos 20-22 cm, extender la manzana.  Espolvorearla con el azúcar y repartir la mantequilla a trocitos por toda la manzana.  Meterla tapada en el microondas 5 minutos a potencia media.  Hasta aquí se puede hacer con antelación.



 Fundir la cucharada de mantequilla bien en el microondas a potencia media, bien en un puchero a fuego muy bajo.

Separar las láminas de pasta filo y partir las hojas a tamaño unos cm más grande que la fuente.  Colocar la hoja de filo en la fuente tapando la manzana, ajustándola por los bordes.  Queda un poco arrugada. Mojar dos dedos o un pincel de cocina en la mantequilla y "pintar" la hoja de filo.  Repetir la operación con todos las láminas, da igual aunque alguna de ellos no llegue bien a los bordes, de hecho mi primera tatin estaba compuesta por una pasta filo destrozada.

15 minutos antes de comerla encender el horno a 170ºC , si es posible con ventilación y sin grill.  Cuando haya alcanzado la temperatura, meter la fuente en el centro del horno.  En 10 minutos estará lista para comer.  Si no tienes microondas disponible baja un poco la temperatura del horno y necesitará 25-30 minutos.

Tarta Tatin


miércoles, 25 de abril de 2012

Pechugas rellenas de champiñones

Después de este parón han cambiado todo el sistema blogger y he tenido mis dificultades para subir las fotos.  Después de asesoramientos varios, aquí estoy otra vez

Este es un plato surgido sobre la marcha, mirando la nevera.  No me apetecían simples pechugas.

Si tenéis tiempo, poned las pechugas a remojo en leche, quedan mucho más jugosas pero como veis, yo no tenía tiempo.


2 pechugas enteras o ya extendidas en la pollería, 4 champiñones, 1 cebolla, aceite y sal. salsa: vino a gusto, 1 tomate y/o zanahoria.



Extender la pechuga con dos cortes ( la proxima vez haré un video ) o pedir que lo hagan en la pollería de manera que quede el triple de grande de su tamaño original.  Ponerlas cubiertas de leche.

Pelar y partir muy pequeña la cebolla.  En una sartén poner una cucharada de aceite y la cebolla a fuego bajo.  Mientras limpiar y partir los champiñones.  Cuando la cebolla esté transparente, retirar la mitad y añadir los champiñones.


Escurrir bien las pechugas, poner un cilindro de relleno en el centro, cerrar la pechuga y, o bien atar o bien sujetar con palillos.

pechugas rellenas


Saltearla en una sartén con un poco de aceite unos tres minutos por cada lado. 





Para la salsa: añadir la cebolla guardada a la sartén que hemos usado para las pechugas, añadir el tomate cortado a dados y saltear.  Incorporar el vino y evaporar 10 minutos.



Antes de servir, quitar los palillos o el hilo.

miércoles, 11 de enero de 2012

Pata de pavo rellena

Ya os he dicho en alguna ocasión que cuando éramos pequeños nuestra ilusión era un pollo de 8 patas para que a nadie le tocara comer pechuga. Estas navidades se ha hecho realidad, no tiene 8 patas pero hemos comido 8 con una pata. como podeís pensar esta receta no es para dos sino para 8. En modelo mini, se puede hacer con patas de pollo.

Otra vez más disculpad las fotos finales, una vez hecha, fue un transportada a destino, no tenía máquina, utilicé el teléfono y ni me di cuenta que tenía la ventana como contra luz. me han prometido que cuando se coman la otra pata, me mandaran fotos mejores.

Para 8 personas.

1 pata de pavo de más de dos kilos, 300 gr de carne picada, 1 huevo, 20 gr de pan seco o pan rallado, vino( jerez, oporto, coñac...) sal, pimienta. Relleno a elegir y combinar: espinacas, almendras picadas, pasas, ciruelas pasas, corteza de naranja ( muy poca), piñones, panceta.....

Deshuesar la pata siguiendo las instrucciones de esa parte en deshuesar un pollo. Abrir la parte alta del muslo y despegar la carne del hueso. Hacer un corte circular en la parte alta del muslo y otro en la parte baja. Despegar la carne con el filo del cuchillo resbalandolo hacia abajo. Para terminar girar el hueso y sacarlo por arriba. Si ves las imágenes esta explicación reducida estará mas clara.



Mezclar todos los ingredientes elegidos del relleno. Introducir en el hueco del muslo, dejado por el hueso parte de relleno apretando un poco pero sin que se salga. Poner un monton a lo largo de la ante pata y cerrar sujetandola con palillos para facilitar el atado.





Colocar en una fuente de horno un poco engrasada con la piel hacia abajo. Hornear a 180ºC poniendo la bandeja de manera que el pavo quede en la parte central baja del horno. Pasados 30 minutos, darle la vuelta y regando varias veces con una cuchara terminar otros 30 minutos aproximadamente ( dependerá del tamaño de la pata).



Dejar enfriar un poco y partir a rodajas. Se puede comer frío o caliente. Como salsa se puede servir la misma que saca el pavo al asar, hacer una salsa de oporto o incluso salsa de mango (yo la he probado tanto para carnes frías como calientes).