domingo, 7 de noviembre de 2010

Salsa de mango



En uno de mis viajes a Sudamérica, me sirvieron un aperitivo que un día verá la luz en mi otro Yo, con salsa de guayaba. Aquí es imposible encontrar una guayaba sabrosa cogida en su punto óptimo de maduración por lo que decidí cambiar la guayaba por mango fruta que si encuentro muy buena sobre todo en esta época del año. Recomiendo comprar mangos cultivados en España o los importados por avión son un poco más caros pero vale la pena.

El azúcar puede aumentar un poco o disminuir según gustos y la lima se puede sustituir por otro limón.

1 mango madurado en su árbol, 1 lima, 1 limón, 2 cucharadas de azúcar.



Pelar el mango y partirlo a trozos pequeños. Exprimir el limón y la lima. Poner el mango y el azúcar en un puchero pequeño a cocer a fuego suave. Cuando hierva, machacar con el borde de una espumadera, añadir la mitad del zumo e ir probando hasta que tenga la acidez que nos gusta. Para mi gusto necesito echar todo. Seguir machacando para obtener una salsa gruesa.

Puede acompañar a carne de cerdo, pollo o pescado rebozado. La acabo de comer con rape y ha sido sorprendente.