domingo, 23 de diciembre de 2007

Salsa de mermelada

Esta salsa es muy cómoda como complemento de muchos postres. Si la elegimos de fresa, frambuesa o albaricoque va muy bien con el chocolate. Puede utilizarse cualquier variedad de mermelada que nos guste. La combinación depende de nuestro gusto.

La cantidad de agua depende de como de líquida queramos la salsa. El limón también lo regulará nuestro gusto. yo soy muy poco golosa y mis recetas van justas de azúcar. De todos modos el paladar se adapta a lo que cada uno quiere y si poco a poco vais reduciendo la cantidad de azúcar o sal, la capacidad de detectarla aumenta con lo cual consumiréis menos y sentiréis lo mismo ( pasa con el olfato, probad a usar mucha colonia o en una perfumería usar muchos probadores, llega un momento que se deja de oler, la nariz se satura y cada día necesitáis más).

100 gr de mermelada, el zumo de 1/2 limón, 5 cucharadas de agua, si lo queremos más dulce 2 cucharadas de azúcar.

En un puchero pequeño poner a calentar a fuego suave , todos los ingredientes moviendo de vez en cuando para formar una salsa, unos 10 minutos. Normalmente se sirve fría.