jueves, 2 de agosto de 2007

Pulpo con patatas

Yo nunca había cocido pulpo pues siempre lo hemos comido en celebraciones familiares y tenemos una especialista.

El otro día, lo vi barato y compré. Sabía como lo cuece mi hermana pero lo encuentro complicado en exceso y demasiados rituales que yo no acabo de creer. En este maravilloso sitio que es "San google" encontré la manera sencilla y racional de cocer pulpo, estilo que a mi me gusta.

El pulpo es caro de compra inicial pero si tenemos en cuenta la cantidad de raciones que salen de un pulpo ya no parece tanto. Se conserva perfectamente varios días en la nevera y también podemos congelar por raciones, mejor sin partir a rodajas.

1 pulpo, patatas a ser posible nuevas, pimentón dulce y/o picante, aceite y sal a ser posible gruesa.

Lavar el pulpo y dejar escurrir. Poner la olla expres sin agua a fuego medio y cuando esté caliente colocar el pulpo, cerrar y cocer 20 minutos. Yo he cocido este tiempo un pulpo de 3,5 kg. y salió muy bueno. Dejar enfriar. El tiempo de olla, lo ajustaremos al peso del pulpo. Si lo vamos a guardar, hacerlo con un poco de caldo, en un recipiente cerrado y en la nevera, si lo dejamos sin cerrar, quedará deshidratado y duro. En el agua de cocer el pulpo, podemos cocer las patatas que vamos a consumir en el día.

Un momento antes se servir, pelar las patatas cocidas con piel y cortarlas a rodajas finas. Se cortan mejor en frío. Colocarlas en una capa en un plato o fuente que quepa en el microondas. Cortar el pulpo que vayamos a consumir en rodajas de unos 4-5 mm de grosor y colocar encima de las patatas. Rociar con aceite sin excesos ( de oliva virgen, por supuesto) y sal, si es posible gruesa. Espolvorear con pimentón. El pimentón podéis mezclar dulce y picante. También queda muy bien un poco de pimentón ahumado.

Para templar el pulpo, ponerlo tapado en el microondas a potencia media y conectar 1 minuto. Comprobar la temperatura y decidir si requiere mas calor o ya es suficiente. Si nos pasamos de calentar, el pulpo se volverá duro y elástico, estropearemos todo el trabajo anterior. Hemos de tener en cuenta que si ponemos el microondas a potencia máxima los bordes del plato se calentaran mucho y el centro se quedará frío. Además seguro que nos pasamos de calor.

Si no tenemos microondas, lo calentaremos al baño María o al vapor, siempre tapado y sin pasarnos de calor.