viernes, 2 de septiembre de 2011

Crujiente de jamón



Cuando vemos en la carta de un restaurante "con crujiente de jamón", nos imaginamos algo sofisticado. Hay que desmontar mitos.

La cantidad depende de para que lo vayamos a usar. Si es para esparcir por encima de una crema con una loncha pequeña por persona será bastante. Si es para guarnición, a nuestro gusto. Sirve igual para platos fríos y calientes.

2 lonchas finas de jamón serrano que no esté muy curado.

Colocar las lonchas de jamón en un papel de cocina en una sola capa. Poner otro papel encima presionando un poco para que se ajuste al jamón.



Meter al microondas ( y aquí está el problema) primero 30 segundos a potencia media y luego ir probando tiempos más cortos hasta que quede crujiente. Como digo siempre, ni todos lo microondas son iguales, ni metemos siempre la misma cantidad, ni el alimento está siempre con la misma humedad, clave para el microondas.



Tiene que quedar como dice su nombre crujiente, que se parta casi solo. Cuidado pues también puede quemase.

Sirve tanto de acompañamiento para cremas ( crema de puerros, espárragos, calabacín o calabaza, setas, ensaladas , revueltos y otros muchos platos, como complementar tapas o montaditos.



2 comentarios:

rosa dijo...

ummm para un gazpacho viene fenomenal.


saludos.
http://cocinaparajovenes.blogspot.com/

mamá dijo...

Efectivamente se me ha olvidado mencionar el gazpacho.