sábado, 19 de noviembre de 2011

Cocer Acelga



Tanto tiempo escribiendo recetas básicas de la cocina diaria y resulta que se me ha pasado explicar como usar la acelga¡¡.


La acelga , quizá es la verdura más frecuente y fácil de cultivar en las huertas y por eso una de las más baratas en el mercado. No sé porqué, también una de las más odiadas por los niños pero eso se pasa con la edad ( en casi todos los casos).

800 gr de acelga, 1 patata ( tamaño a gusto), 4 cucharadas de aceite, 3 ajos.

Poner unos 10 cm de agua en el puchero elegido que tiene que ser alto pues al principio ocupa mucho sitio. Poner a hervir. Pelar la patata y partirla a trozos, añadirla al agua con una cucharilla de sal. Sobre una tabla de cortar, cortar el final del tronco y partir las hojas de acelga en rodajas de unos 2 cm ( sin que me oiga mi madre se puede hacer con toda la mata a la vez). Lavar en abundante agua pues a veces tiene tierra en el interior.



Escurrir y echar al puchero, tapar para que recupere antes la temperatura y contar unos 12-15 minutos. La decisión de si está cocida o nos la darán las pencas ( parte blanca), si clavamos un cuchillo, tiene que pasar con facilidad pero sin perder su tersura. Si en el agua de lavado ha salido tierra, en lugar de volcar todo sobre el escurridor, es mejor sacar la verdura con una espumadera; es la manera de que si ha quedado algo de tierra se quede en el fondo y no la echemos otra vez sobre nuestra acelga.

En el caso de usar olla expres, hay que probar las particularidades de la nuestra, en la mía con 4 minutos es suficiente enfriando rápido para que no se pase de cocción.

En el mismo puchero, añadir 3 cucharadas de aceite y los ajos pelados y partidos. Justo cuando se empiecen a dorar, añadir la verdura escurrida y dar unas vueltas, a mi me gusta partir más pequeña la patata con la espumadera.

Si la queremos congelar, ha de ser sin patata. Coceremos la verdura sola ( o elegiremos una parte sin patata) un poco menos de tiempo y enfriaremos rápido. Una vez fría, la meteremos en bolsas de plástico por raciones. Para ganar tiempo cuando la descongelamos podemos utilizar puré de patata de sobre en lugar de cocer patata.

Variantes:
- Añadir, a la vez que los ajos, una loncha de jamón o panceta. También algo de grasa de jamón retirándola antes de servir
- Espolvorear pimentón al final de sofreír.
- Con besamel como las espinacas. En este caso yo quito la patata.
- Con todo tipo de legumbres, me gustan mucho con garbanzos.
- Son intercambiables con las espinacas en casi todos los casos.

5 comentarios:

ecoBASICS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mamá dijo...

La acelga es muy sana como todas las verduras. Pero la segunda parte de tu afirmación no es cierta. Las verduras ecológicas tienen las mismas vitainas y minerales que las no ecológicas pues estas dependen del grado de maduración, de cuanto tiempo ha transcurrido desde que las cogieron en el campo y de las condiciones de conservación. Las propiedades de las verduras sin pesticidas son otras.

Las verduras llamadas ecológicas si hansido transportadas largas distancias dejan de ser ecológicas, solo se podrán llamar sin algunos tratamientos químicos ( alguno TODAS llevas.

Voy a borrar tu comentario pues no admito publicidad. Hacer comentarios para difundir tu negocio no es mi intención.

Anónimo dijo...

Gràcies. Ha estat molt útil la informació.
És necessari conèixer els aspectes bàsics i quotidians de la cuina.

Anónimo dijo...

Hola,

sí que es verdad, es una de las recetas más fáciles de hacer con uno de los productos más comunes, y además bien buenas que están.

Si además le añadimos una cucharadita pequeña de pimentón (y si es de la vera mejor) al sofrito de ajos justo antes de añadir las acelgas, el sabor cambia una barbaridad.

Un saludo.

mamá dijo...

Efectivamente, en las opciones y variaciones que menciono, esta la de sofreir con ajos, mi manera más frecuente, y la de añadir pimentón. Si te gusta el picante es una buena opción de saborear las acelgas.

Cualquiera de las opciones se pueden combinar.

se disfruta más con pequeñas variaciones