jueves, 28 de abril de 2011

Paquetes de hortalizas y gambas

Sigo con aperitivos. Este un poco más laborioso pero muy agradecido. Hacerlo para dos es poco eficiente, vale la pena hacer muchos y congelar.

Con estas cantidades salen unos 50 paquetillos. Aquí está hecho para aperitivo. Si queremos que sirva como plato haremos paquetes grandes, quedan muy bien a modo de hatillo. El número de hojas de pasta filo puede depender de la marca pues no todas tienen el mismo tamaño. No tiene mucha importancia pues de cualquier modo hay que comprar un paquete. Yo suelo comprarla refrigerada, abro el paquete y hago partes envolviendo muy bien cada una de ellas. Así puedo usar solo la que necesito. El resto las congelo.

La pasta filo se seca muy pronto. Dejar al aire solo la parte que estéis usando, el resto siempre tapada con un paño húmedo bien escurrido.

Con el caldo de escaldar las verduras y las cabezas de las gambas podemos hacer un arroz en verano o sopa en invierno para levantar la moral. Yo hoy lo he usado para arroz añadiendo unas alcachofas. Si no, siempre queda la opción de congelar.

2 puerros, 2 zanahorias, 300 gr de gambas o langostinos, 3 hojas de pasta filo, aceite y sal.

Quitar al puerro, bien lavado, la parte más verde ( la poco verde si que la aprovecho). Dividirlo en porciones de unos 5 cm y de ellas cortar tiras muy finas (juliana). Hacer lo mismo con la zanahoria.


Poner un puchero con un poco de agua a hervir y escaldar las verduras justo hasta que estén flexible. Unos 2 minutos será suficiente. Sacar del agua escurridas y reservar.

Lavar y pelar las gambas, partirlas en tres o cuatro trozos y saltearlas con dos cucharadas de aceite justo hasta que cambien de color. Sacar escurridas, juntar a las verduras y mezclar muy bien.

Sacar una lámina de pasta filo, cortarla en cuadrados de unos 10-12 cm de lado. Colocarla en la tabla en posición romboidal. Mojar una brocha bien escurrida ( o el dedo) en un poco de aceite y untar la superficie.



Poner un poco de la mezcla en una esquina y enrollar cerrando los laterales para formar un paquete cerrado. Pintarlos con un poco de aceite.



Tenemos dos opciones para terminarlos: a) freírlos en el momento y consumirlos inmediatamente, b) hacerlos al horno. Si somos solo dos la fritura es una buena opción si somos muchos sin dudarlo al horno. No tiene que pasar mucho tiempo desde que formamos los paquetes hasta que se hornean o fríen pues la pasta filo se humedece y se rompe.

Si los hacemos al horno, poner todos, sin que se toquen, en una bandeja forrada con papel de horno ( ahora ya lo venden en cualquier sitio en rollos.) y un paño húmedo por encima mientras terminamos todos.

Horneamos unos 10 minutos con la bandeja en el centro del horno justo en el momento de servir.



Si los preparamos con tiempo, los hornearemos unos 7 minutos y en el momento de servir los terminamos hasta que tomen color. En este intermedio se pueden congelar. Como podéis imaginar el relleno se puede cambiar.

3 comentarios:

Curra dijo...

Qué casualidad he estado editando la entrada de esta misma receta hoy.
Qué ricos, verdad?
Un besote

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Excelentes paquetes, ademas sanisimos...y apetecibles, la verdura me encanta.
Besos

mamá dijo...

Curra si que es casualidad pues yo solo los había comido de setas y en paquete grande el otro relleno lo pensé sobre la marcha.

RYJM es un buen aperitivo y si los hacemos al horno efectivamente son muy sanos.