lunes, 11 de mayo de 2009

Congrio en salsa verde

Esto es un clásico. Se puede hacer con congrio, merluza u otro pescado de nuestro gusto, incluidos, si os gustan, los filetes de pescado que venden ya limpios. Y por supuesto con pescado congelado de buena calidad que lo hay.

Lo podemos hacer más simple o más completo, añadiendo almejas y/o gambas y/o mejillones. Pero el básico está estupendo.

Si utilizamos congrio, usaremos el llamado abierto, es decir la parte alta y cuanto mas arriba mejor, esta parte apenas tiene espinas. La cola del congrio solo se puede usar para caldo, es muy sabrosa pero tan llena de espinas que no es fácil de comer. El congrio da más espesor a la salsa por la gelatina de su piel.

Fácil de congelar. Queda mejor el congrio que la merluza. Importante respetar los tiempo de cocción. Si se hace mucho el pescado queda seco.

500 gr de congrio, 1 ajo, perejil, harina. Opcional 6 almejas o gambas o mejillones.


En una fuente resistente al fuego y ajustada de tamaño a la cantidad de pescado, poner 2 cucharadas de aceite y el ajo partido a fuego medio. Pasar por harina las rodajas de pescado, sacudiendo la harina sobrante que quede suelta, y ponerlas en el fuego. Pasados 30 segundos, dar la vuelta y otros 30 segundos. Subir el fuego. Añadir agua como para cubrir el fondo unos 2 cm, hacer movimientos circulares en la fuente para que ligue la salsa. Añadir el perejil cortado. Cuando hierva bajar el fuego. Contar 5 minutos y ya esta lista para comer.


Si añadimos almejas, gambas o mejillones, ponerlas en la fuente a la vez que el pescado, retirarlas en cuanto se abran y volver a echarlas en el momento de servir.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡tiene una pinta estupenda! a ver que pasa cuando lo intente yo...

mamá dijo...

Es muy sencillo. Tantea el tiempo de cocción para obtener el resultado que a ti te gusta, es muy importante. La merluza se hace antes que el congrio y si es un pescado a filetes en un par de minutos está listo. Es exito seguro.

Gloria dijo...

Muy buenas recetas, tambièn busco la sencillez, y lo rico en la cocina se puede comer delicioso y no complicarse, me encantò una receta del Camembert que tienes. xxGloria

mamá dijo...

Yo también creo que hay que simplificar sin perder sabor. Las cosas muy complicadas no se hacen y es mejor buscar la sencillez agradable para que no de pereza hacerla todos los días. Muchas veces se complican la vida sin necesidad otras merece la pena trabajar un poco más.