martes, 11 de marzo de 2008

Salsa básica de cebolla

Esta es una salsa básica que ya he ido explicando varias veces en otras entradas pero creo que será útil una entrada propia para incluirla por vínculo en recetas próximas. Es un tipo de salsa que va bien con todo, da igual carne que pescado, verdura que legumbre.

Aquí voy a poner la receta básica y luego, con pequeñas variaciones, podemos obtener resultados muy distintos.

Vino, el que os guste, blanco, tinto, jerez, Oporto....... en cualquiera de sus variaciones. Lo único que tenemos que saber de antemano es que el sabor final variará según el vino. También lo podemos sustituir por agua o caldo de carne o verduras. La elección dependerá del ingrediente al que la vayamos a añadir. Para carne va bien cualquier cosa para pescado yo usaría vino blanco o caldo de verduras.

La cantidad de líquido y de harina, depende de nuestro gusto y del plato al que vaya destinado. Si la cucharilla de harina está más colmada,quedará más espeso, añadiremos más liquido y si necesitamos una salsa clara. Las salsas muy espesas se apoderan del ingrediente principal y solo tienen que ser un acompañamiento.

1 cebolla y/o puerro, 1 cucharilla de harina, 200 ml de vino o caldo, 1 hoja de laurel, aceite y sal.

Pelar y partir la cebolla a trozos pequeños. En una sartén poner 3 cucharadas de aceite y sofreír a fuego lento la cebolla con la hoja de laurel unos 10 minutos. Añadir la harina y dar vueltas para que se integre con la cebolla. Subir un poco el fuego. Añadir poco a poco el líquido. En las primeras adiciones, se formará una pasta que iremos disolviendo con el líquido restante. Si añadimos demasiado de golpe es más probable que se formen grumos ( pero que no cunda el pánico si se han formado, coger la opción A del párrafo siguiente).

Ahora tenemos dos posibilidades: triturar la salsa( quitando el laurel) o dejarla como está. Tendremos en cuenta que si la trituramos quedará un poco más espesa. Y solo nos queda añadirla al ingrediente elegido.

Las variaciones son muchas: setas frescas o secas, pimiento rojo o verde, hierbas a gusto, una cucharadas de salsa de tomate, frutos secos picados, pasas ....

5 comentarios:

MIGUEL dijo...

Esta receta de salsa es imprescindible en nuestra cocina española.

Mama te planteo la siguiente pregunta ¿crees que esta salsa le iría bien a chuletas de cerdo? En caso afirmativo ¿como harías la preparación, es decir, freir las chuletas e incorporalas a la salsa, las chuletas se podrían enharinar levemente antes sofreirlas?

mamá dijo...

De menudas cosas te preocupas en estos momentos¡¡

Para preparar con chuletas de cerdo, va perfecta. Hay gente que le añadiría un poco de azúcar para confitar la cebolla.
Las chuletas las pasaría por la plancha, ya sabes que siempre ando evitando grasas. si las fríes, si que las puedes pasar por harina pero ten en cuenta que absorverán más aceite el plato será más graso. Según mi criterio, calorías no disfrutadas.

Pero el gusto es tuyo.

MIGUEL dijo...

Muchas gracias Mamá, y ya me vas conociendo, me preocupo por ojear tus recetas e intentar aplicarlas a mi cocina diaria (que tiempo para delicatessen no es que tenga mucho .. y dinero cada vez menos ... :-))

Para confitar la cebolla debería de añadir el ázucar cuando ponga la cebolla a sofreir?

Con respecto a las chuletas también me parece que es mas acertado el hacerlas a la plancha ¿solamente marcarlas y despues incorporarlas a la salsa al tiempo que añado los líquidos?

¿Crees que hacer este plato con antelación, digamos el día anterior iría bien? ¿acepta congelación?

Saludos

mamá dijo...

Lo siento me parece que te he confundido con un Miguel, mi hijo de verdad, que está de viaje por el mundo.

Hay una receta de http://hoycocinamama.blogspot.com.es/2007/06/cebolla-confitada.html que se puede hacer con antelación, incluso congelar. Puedes hacer un día varias raciones, economizas tiempo y dinero.

Se puede hacer con antelación pero la carne es mejor hacerla en el momento, no cuesta mucho rato. Lo mismo aplicaría a la congelación: guarda las chuletas congeladas en crudo, y la salsa también en el momento de comer, haces las chuletas y añades la salsa.

Si la tienes que dejar hecha tampoco está mal. Prueba y decides.

MIGUEL dijo...

Gracias por tu pronta respuesta, y por lo visto soy tocayo de tu hijo ... cosas de la vida