viernes, 4 de marzo de 2011

Queso trufado



Es una receta que preparé con ilusión en mi particular semana de la trufa y que me ha desilusionado un poco. No porque estuviera mala sino porque el queso anulaba completamente el sabor y aroma de la trufa. Quizá sería conveniente usar un queso cremoso más suave que el brie que yo he utilizado.

El queso conviene que esté muy frío para facilitar el corte a láminas finas. Si como es lógico la trufa no está accesible, esta misma idea, se puede hacer con otros ingrediente: cebolla frita, jamón, bacon, o cualquier otro que se nos ocurra. Espero vuestras ideas.

Esta receta puede servir de aperitivo si la servimos sola, de primer plato acompañando a una ensalada y como la podemos tener en el congelador fácil de recurrir a ella en una reunión improvisada.

200 gr de queso brie u otro tipo cremoso, laminillas de trufa, 1 huevo, pan rallado, aceite.


Cortar el queso a láminas




colocar una rodajita de trufa muy fina sobre la mitad de los trozos de queso.

Tapar con el resto del queso los que tienen trufa formando un bocadillo. Pasar los quesos por huevo y pan rallado. Conviene congelar o por lo menos enfriar mucho para que se mantenga al freír. Es muy cómodo hacer más cantidad y reservar para futuros usos. Es el momento de congelar.



En el momento de servir, poner a calentar una sartén pequeña pero profunda con dos cm de aceite. Freír un minuto por cada lado y servir.


La verdad es que no me dió tiempo de adornarlo, me estaban esperando con los dedos preparados.

8 comentarios:

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Quizá con cebolla caramelizada quede muchisimo mejor como comentas. La trufa es que esta por las nubes...
Besos

mamá dijo...

Efectivamente la trufa está por las nubes. Pero tenía la ocasión de conseguirla de primera calidad y no me lo pensé. Cualquier día que sales a picotear gastas más que en una trufa y el capricho ya lo he satisfecho.

Rous dijo...

Qué rica la trufa y qué rico el queso... también es muy buena la combinación que decís con cebolla caramelizada... dos ideas fantásticas en cualquier caso (que aunque la trufa esté cara... hay que darse un caprichito de vez en cuando!)
bss

mamá dijo...

Ya ves lo que he contestado arriba. A veces nos parece muy caro una cosa para comer y luego gastas lo mismo en una cosa innecesaria. Todo depende de nuestra escala de valores y desde luego trufa para todos los días no puede ser.

Yo disfruto con cualquier cosa bien cocinada, me da igual el precio.

ex-lady halcón dijo...

Qué hambre me ha entrado!!Sé de un "ratoncito" que tendrá que probarlo...

mamá dijo...

Seguro que le gustará al "ratoncito". Prueba a hacerlos surtidos, con diversos rellenos y compara.

Me dices tu/su opinión sobre el resultado.

Manoly Beneito dijo...

que rico! Me hago tu seguidora que soy nueva en esto!

piensacanela.blogspot.com
Pasate por mi blog! Es tu cocina Ü

mamá dijo...

Bienvenida al club.