lunes, 2 de marzo de 2009

Budin de berenjenas con magret de pato


Otro plato de "cacharreo" pero con resultados muy reconfortantes. Si a alguien no le gusta la berenjena o le apetece cambiar, lo puede sustituir por calabacín. También el magret o pechuga de pato se puede sustituir por perdiz, pichón o simplemente pollo. En todos los casos tenemos que tener en cuenta que los cambios de ingrediente suponen cambio de sabores.

El budin se puede hacer en moldes individuales o uno grande como el que yo he hecho hoy, me resulta más cómodo aunque es más difícil de desmoldar entero. Si lo hacéis para dos cualquiera de las dos opciones será manejable. El de la foto es para 6 de buen comer. Aquí si que he empleado huevo en el relleno porque el molde es muy grande.

La berenjenas se pueden pasar por harina pero absorben más aceite. Yo he usado la misma sartén para todo para ensuciar menos, pero si no tienes mucho tiempo como hoy tenía yo, puedes trabajar con varios fuegos a la vez. El budín de berenjena también se puede hacer sin magret y servir de guarnición o de primer plato.

Las berenjenas las lavo con un poco de jabón porque como son de invernadero ( se utilizan muchos más productos fitosanitarios) y comemos la piel, prefiero arrastrar un poco más. Hay variedades de berenjena que tienen un fondo de sabor amargo y si las dejamos unos 15 minutos con sal lo pierden. La verdad es que hace tiempo que no me encuentro con este tipo de berejenas.

Se puede hacer en el microondas o en el horno.

2 berenjenas, 1/2 cebolla, 200 gr de champiñón, 1 magret de pato, 100 ml de Oporto, 1 cucharilla de harina. Opcional 1 huevo.

Lavar muy bien las berenjenas. Quitarles las puntas con holgura y partirlas longitudinalmente de un grosor de unos 2-3 mm. Ponerlas en una plato llano espolvoreandolas con sal. Las dos o tres primeras rodajas y las últimas, partirlas a dados así como también las puntas.















Pelar y partir pequeña la cebolla y los champiñones. Cortar las dos puntas del magret, quitarles la piel y partirlas a trocitos muy pequeños.
















En una sartén amplia, poner dos cucharadas de aceite y hacer la berenjena, por tandas, a la plancha a fuego medio. Añadir el aceite necesario poco a poco, para controlar un poco la cantidad que chupa. Cuando estén hechas todas las rodajas saltear los dados. Reservar todo en platos.

En la misma sartén, saltear la cebolla picada y después de sacarla, los champiñones partidos pequeños. Saltear los trocitos de magret, justo que cambien de color. Todo esto se puede guardar junto a la berenjena partida a dados. Si queremos tener más seguridad en el desmoldado, añadiremos a esta mezcla un huevo.

















Buscar un molde apto para microondas u horno, depende de donde lo vayamos a cocer. Forrarlo con las rodajas de berenjena de la manera que indica la foto y repartir el relleno. Doblar las rodajas de berenjena para cubrir el relleno.

















En la misma sartén poner una cucharilla de aceite y la cucharilla de harina ( se puede sustituir por maicena o fécula de patata) a fuego suave. Dar unas vueltas y añadir el Oporto poco a poco. Añadir 50 ml de agua o caldo y dejar cocer 5 minutos.

Si utilizamos el microondas: Como sabéis cada uno es un poco distinto y depende mucho de la cantidad. Como orientación, para moldes individuales: dos minutos a máximo, dejar reposar 5 minutos y luego otros dos minutos al 75%. A partir de aquí, de minuto en minuto al 75%, miráis.

Si utilizamos horno: Encender el horno a 180º. En una fuente de horno honda, poner agua para hacer un baño María, meter allí los flanes. Estarán hechos en unos 20-25 minutos. También depende del tamaño y el material del molde. Lo más rápido el metal, luego el vidrio y luego la silicona. Hasta aquí se puede hacer con antelación y también congelar.
















En el momento de servir, poner una plancha o sartén a fuego fuerte. Hacer unos cortes en la grasa del magret para facilitar la pérdida de grasa, los podemos hacer romboidales para darle un aire artístico, aunque en este plato casi no se notará. Poner el magret por la parte de la grasa y bajar a fuego medio, se puede ir quitando con una cuchara si hay mucha grasa . Pasados 4 minutos, darle la vuelta, esperar 2 minutos. El magret si se hace mucho quedará seco y duro. Partirlo a rodajas ( en el sentido más corto de la pechuga) de 5 mm de grosor.















Poner en los platos un molde o rodaja de pastel de berenjena con lonchas de magret y un poco de salsa. Quizá queda más bonito en molde individual pero si somos muchos es más cómodo para mi así. Y además está igual de sabroso.

Añadido posterior, queda mas jugoso sin huevo y poco hecho.

6 comentarios:

Tarot dijo...

Pues tienen muy buena pinta... esto me recuerda lo de menos que echo a veces los platos de mi madre :)

Me parece que lo probaré.. si no te importa, creo que me apuntaré tu blog y me iré pasando, me parece la mar de interesante y está todo muy bien explicado y 'mostrado'

Un saludo!

mamá dijo...

Mi blog está para eso, para que os paseeis por el y facilitaros el sentirse a gusto en la cocina y en la mesa.

Si alguna vez no me he expresado de manera clara, pregunta sin dudarlo. Tengo algún "corrector" que me vigila estrechamente y creo que lo hace muy bien.

Cristina dijo...

os recomiendo este plato, esta increiblemente bueno (al menos hecho por mama jeje)

Anónimo dijo...

Doy fe de que esta exquisito... comensal del prototipo de la foto

mamá dijo...

Bueno no os paséis. No valen los comentarios elogiosos de beneficiarios directos de las pruebas.

Hay que reconocerles su paciencia de esperar a comer mientras hacía las fotos.

Anónimo dijo...

La emancipada 2 ha hecho esta receta el fin de semana y ha salido bastante buena, aunque añadir un consejo: comprar berenjenas alargadas y grandes que es mas facil luego para el molde. No me ha quedado tan bueno como el que nos comimos de las fotos pero se volvera a intentar