martes, 30 de diciembre de 2008

Cebollas caramelizadas con miel


Efectivamente estoy un poco vaga, casi os he abandonado y digo casi porque he ido mejorando recetas antiguas e introduciendo fotos nuevas.

Esta es muy fácil y va muy bien como guarnición, sobre todo para carnes. Se puede hacer con cebollas pequeñas o grandes partidas a gajos. Es muy parecido a cebollas confitas pero la miel le da un sabor distinto. Si añadimos vino blanco tendrá un punto agridulce.

En esta receta las cantidades pueden variar pues en una guarnición las cantidades no están definidas, su función no es satisfacer el hambre sino acompañar.

8 cebollitas pequeñas o una cebolla , 6 cucharadas de aceite, 1 cucharada de miel, 1 cucharada de azúcar.

Pelar las cebollas, si son grandes partilas en 8 gajos. En un puchero pequeño, poner el aceite y las cebollas a fuego suave, tapar. Mantener al fuego unos 8 minutos moviendo de vez en cuando . añadir la miel, el azúcary si queremos un chorrito de vino blanco, continuar cociendo tapado 5 minutos. Destapar para que se evapore el líquido acuoso. Subir el fuego para que se doren, ahora muy atentos porque se pueden quemar, hay que moverlas para que tomen color por todos los lados. Servir bien escurridas del aceite sobrante.

3 comentarios:

PUBLI-C dijo...

Me gusta tu blog. Manténlo, por favor.

mamá dijo...

Con mis altibajos en la dedicación, por ahora pienso mantenerlo. Con vuestros comentarios veo la utilidad y eso me mantiene. Gracias

Anónimo dijo...

Estaría bien si se añade una foto de como quedan cuando ya están hechas.

Saludos.